Sin la curación de contenidos, no puedes sobrevivir en la economía del conocimiento

Sin la curación de contenidos, no puedes sobrevivir en la economía del conocimiento

economía del conocimiento

La  aparición de nuevos productos y desarrollos es francamente rápida en esta economía del conocimiento pero no sucede lo mismo con las habilidades necesarias para utilizarlas. De hecho es bastante difícil adquirir las habilidades para poder integrar los nuevos productos y desarrollos dentro de un proceso productivo.

Por lo general esto toma mucho tiempo. Tiempo para dominar y tener la experiencia en el uso de una técnica, aplicación o producto.

Sin embargo  añadíamos ¿cómo puedo estar seguro de que estoy desarrollando las habilidades para dominar una tecnología que no va a quedar obsoleta? ¿Quién me garantiza que esta u otra tecnología/producto/servicio va a ser la triunfadora…? En fin un dilema, no solo para las personas sino también para las organizaciones. Es el dilema de la economía del conocimiento

EL DILEMA DE LA ECONOMÍA DEL CONOCIMIENTO

Este es el dilema propio de la economía del conocimiento. ¿Cómo adquiero el conocimiento necesario para incorporarlo en una organización de forma efectiva y me aseguro de que es lo que necesito?. Una opción es compararlo, es decir, adquirir la nueva habilidad. La contrapartida es que suele ser caro y si te equivocas habrás perdido tiempo y mucho dinero. Y ahora mismo no estamos para perder dinero ¿no crees? La otra opción es hacernos con el contexto. Es decir lograr adquirir la visión suficiente que te permita estar seguro de que avanzas por el camino correcto.

Visión de contexto

Pues bien te preguntaras ¿cómo puedo adquirir “la visión del contexto”en la economía del conocimiento? Pues sencillamente con información. Información que seamos capaces de recoger sobre el tema que nos interesa y de una forma rápida transfórmala en conocimiento para que podamos tomar una decisión correcta. Te puedo asegurar que sin esta y sin un contexto el mundo te pasara por encima, simplemente porque cometerás de forma sistemática los mismos errores una y otra vez. Créeme a mi me ha pasado varias veces elegir una tecnología sin futuro o no apropiada para mi empresa perdiendo un tiempo y dinero valioso, solo por tomar la decisión con información sesgada, proveniente de fuentes interesadas.

Entonces ¿cómo puedo hacerme con el contexto de forma rápida y barata? La vigilancia del entorno tecnológico o curación de contenidos tecnológicos son una respuesta muy válida a esta pregunta.

Esta te facilita tener varias alternativas a estudiar y probar. Esto es 1000 veces mejor que solo tener una y seguir adelante porque no tienes más remedio.

La curación de contenidos te facilita encontrar las 5, las 17 o las 1000 alternativas que debes probar y validar en función de tu situación. Falla mucho, falla rápido, pero falla barato, porque así sabrás lo que funciona y lo que no. Este es un proceso de validación muy simple.

¿EN QUE CONSISTE LA CURACIÓN DE CONTENIDOS?

Bien para empezar, la curación de contenidos por definición significa que hay que buscar contenido y filtrar esta información, estos datos, de forma sistemática con la idea de poder convertir piezas de información en conocimiento. Conocimiento aplicado que nos permite llevar a cabo acciones como tomar una decisión, desarrollar un producto, realizar una venta, reducir riesgos, en definitiva mejorar mi negocio.

¿De qué estamos hablando? Hablamos de seleccionar la información más valiosa para nosotros independientemente de las fuentes: blogs, medios online, videos de youtube, redes sociales, webs especializadas en una técnica, newsletter temáticas, bases de datos, servicios de suscripción, servicios públicos de información, whitepapers o informes sectoriales.

Esta tarea es a día de hoy cuando menos complicada. Hoy todos podemos colgar en red lo que pensamos y lo que nos gusta. Es más igualitario y es más diverso también. La consecuencia directa es que existen una profusión de contenidos nunca vivido antes. Por supuesto, no todos estos contenidos tienen por qué ser buenos y originales. De hecho, la mayoría son malos o sencillamente robados a terceros o traducidos de un idioma a otro, una y otra vez. Esto dificulta enormemente el obtener información valida de manera eficiente y constante.

Existen varias maneras de obtener información de interés, sin embargo solo conozco una forma de transformarlos en conocimiento: la curación de contenidos.

¿QUÉ ES LA ECONOMÍA DEL CONOCIMIENTO?

La economía del conocimiento es aquella donde el beneficio económico y la creación de puestos de trabajo provienen principalmente de la tecnología y la habilidad de los trabajadores (saber hacer y la experiencia)  para usarla en generar nuevo conocimiento (innovación).

[box border="full"]La economía del conocimiento supone estar en una actitud de investigación permanente (curiosidad en estado de alerta)  que nos permita descubrir algo relevante desarrollarlo y aplicarlo en el mercado.[/box]

Tuitea esta cita

La economía del conocimiento se alimenta de la información y del análisis

Ambas son cruciales para soportar el proceso. La información que aporta valor, en general  se obtiene fuera de la empresa y es cada vez más abundante y difícil de obtener. De ahí la importancia de un sistema de curación de contenidos que limpie el grano de la paja.

Muchos pensareis que esto queda lejos de vuestra realidad profesional pero no es así. Cada vez mas las industrias, tenemos que ofrecer soluciones, diferenciadas, innovadoras basada en nuestra propia investigación si no queremos “arrugarnos” con ridículos y peligrosos márgenes de contribución. El proceso está en constante aceleración y las empresas están obligadas a adquirir nuevas habilidades para poder usar las tecnologías que les permitan crecer y desarrollar nuevos productos

Las empresas que mejor se adaptan a esta situación por lo general disponen de sistemas de vigilancia y curación de contenidos que les permiten capturar información y transformarla en conocimiento a través de pruebas constantes, fallos y errores. Disponen de una verdadera cultura de innovación, no se resignan nunca. Asi pueden lidiar mejor con la realidad de la economía del conocimiento.

Transformar la información en conocimiento para tomar decisiones y adquirir nuevas habilidades que nos permitan adaptar tecnologías para desarrollar un producto, aportar soluciones, y generar dinero es la esencia de de esta economía acelerada.

TRANSFÓRMATE EN UN CREADOR DE CONOCIMIENTO

Si de verdad entendemos el cambio que supone esta economía del conocimiento y las implicaciones que conlleva nos daremos cuenta que

[box border="full"]el conocimiento se convierte en un recurso más de la producción pero también en un activo de la empresa.[/box]

Tuitea esta cita

De alguna manera habrá que producirlo de una forma eficiente y por así decirlo incorporarlo en nuestros productos y servicios. Este es el ingrediente secreto de la economía del conocimiento.

Esto supone transformarnos en creadores de conocimiento. Y si nos centramos en la parte práctica lo primero que buscaremos será hacerlo de una forma que nos permita ganar productividad y eficiencia.

Lo que buscas es generar una espiral de conocimiento que te lleve a desarrollar nuevas habilidades y herramientas que se traduzcan en nuevo conocimiento. Para ello necesitamos poder transformar la información en conocimiento de forma rápida y barata. Esta es la manera en la que muchos profesionales o empresas están ganando a su competencia.

Mi selección de artículos para ti

¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Si te ha gustado lo que he escrito no te pierdas mi Newsletter. DATE DE ALTA AQUÍ

Además recibirás mi curso gratuito: Mejora y sistematiza tus búsquedas de información en 5 días.

¡Nada de Spam lo prometo!

Comentarios

  1. dice

    Totalmente de acuerdo con lo que expones. En un futuro no muy lejano, aquellas organizaciones que no tengan ordenado y simplificado su fondo documental, es decir que sepan qué son, qué objetivos tienen, qué quieren transmitir al entorno, no podrán sobrevivir.

    Esto suena muy catastrófico pero me voy a explicar: Las empresas deben tender hacia la simplificación documental, a saber qué es lo que son, qué parte de su documentación es clave para poder innovar y progresar.

    Las empresas tendrán que crear o rediseñar un sistema de gestión documental que permita tanto captar información del exterior como transmitirla, de tal forma que, la captación de información revierta en trabajo colaborativo, simplificación de estructura e innovación y adaptación al entorno.

    • admin dice

      Así es David. Para mi no suenas catastrófico. Por supuesto habrá sectores donde los fondos documentales, la captura de la información y la innovación no sean determinantes. Pero aquellos donde mas crecimiento se observa e incluso algunos tradicionales van a estar totalmente expuestos a las nuevas reglas de la economía del conocimiento y deberán adaptarse para crear y re diseñar su gestión documental

      Saludos y gracias por compartir tu opinión!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *