Qué es la infoxicación y como escapar de ella

Qué es la infoxicación y como escapar de ella

qué es la infoxicaciónSi buscamos una explicación sencilla sobre qué es la infoxicación deberíamos decir que la infoxicación es la sobrecarga de información o exceso de información provocada por la profusión de contenidos en Internet.

Este fenómeno afecta especialmente a los profesionales del conocimiento, a casi todos los directores en una organización y por extensión a todos los usuarios de Internet en mayor o menor medida. Creo que en general pocas personas se libran.

Si has padecido alguno de estos síntomas alguna vez:

  • Agobio o ahogo derivado de la cantidad de datos o informaciones
  • Parálisis por un volumen ingente de información
  • Desconcierto ante tanto contenido sobre un tema

Entonces ya sabes qué es la infoxicación. La vives en primera persona.

¿Qué es la infoxicación? una breve historia del concepto

Podemos afirmar sin miedo que la infoxicación es la enfermedad de la sociedad digital de principios del siglo XXI.

Su peor consecuencia es que nos paraliza y nos impide avanzar hacia los objetivos que nos hemos propuesto ya sean individuales o colectivos como organización; por mera saturación informativa.

El concepto de infoxicación como tal fue acuñado por primera vez por Alfons Cornella, Fundador y presidente de Infonomía en el año 2000 o finales de 1999.

Sin duda fue un acierto por parte de Alfons que fue el primero en definir y darse cuenta de qué es la infoxicación.

De esta forma para principios de este siglo ya existía un concepto para definir los síntomas de lo que empezábamos a vivir como un fenómeno global y que fue impulsado primero por Google y las redes sociales después. Para seguir ampliándose con la Internet de las cosas.

Causas de la infoxicación

La causas de la infoxicación son sencillas.

Ya hemos dicho que se debe al volumen inmanejable de datos, informaciones, contenidos y conocimientos que podemos recibir y obtener de Internet.

Si es cierto que la posibilidad de compartir y crear contenidos por parte de cualquier usuario en Internet, estoy pensando en las redes sociales y blogs, esta contribuyendo a ampliar el problema. Sobre todo en algunas industrias relacionada con Internet.

Y también es cierto que el volumen de información y datos en Internet no va a parar de crecer. Pensemos por ejemplo en lo que dice Genis Roca sobre la evolución de Internet y la era del Internet de las cosas:

Las etapas de Internet La Internet de las cosas, también llamada M2M (‘machine to machine’). Actualmente hay apenas unos 1.400 millones de objetos cotidianos conectados a la red, pero en 2020 se espera que sean ya más de 40.000 millones. Un crecimiento brutal que va a modificar de manera radical el aspecto de la Internet que conocemos.

leer más

 ¿Quiere decir esto que el problema se agarbará? No necesariamente para aquellos que aprendan a controlar el flujo de informaciones.

¿Por que? porque el principal responsable de sufrir esta saturación de información eres tu.

Desde el punto de vista profesional debería decir que esto es algo incomprensible, que no entiendo como alguien puede decir que Twitter o Google es una fuente, y no se comprueba la fuente real, es decir, el autor de la información. Sin embargo, lo entiendo.

Veo comprensible que cualquier persona, en su vida profesional o no, no sea capaz, o no quiera, validar las fuentes. Es algo lógico si cuando buscamos cualquier información en Google nos encontramos con, por ejemplo, 650.000 resultados. ¿Quién es capaz de leer más de 4 o 5 hojas de resultados? ¿Quién tiene el tiempo suficiente para comprobar si los datos son reales? Es más ¿alguien ha comprobado que realmente haya 650.000 resultados? Y ya, para rematar, ¿a alguien realmente le importa si en vez de 650.000 hay 520.000?

Estamos en una situación en la que tenemos acceso a infinidad de fuentes de información, las noticias llegan de forma inmediata a todas partes, tenemos medios tecnológicos para estar informados continuamente y sobre todo queremos saber qué sucede en nuestro entorno.

Como consecuencia nos llegan miles de impactos informativos que no tenemos capacidad de procesar. En ese momento estamos infoxicados.

Pero…¿Por qué nos infoxicamos?

  • Porque no nos expresamos bien en la web. No olvidemos que la web, google, o quien sea, no está leyendo nuestra mente, luego no sabe que estamos pensando, así que a veces entiende cosas diferentes a partir de nuestras palabras escritas.
  • Porque no somos críticos con nuestras necesidades de información. Internet es tan tentador que nos suscribimos a más información de la necesaria o nos desviamos en nuestras investigaciones gastando más tiempo del necesario.
  • Porque no utilizamos los medios técnicos necesarios para mejorar nuestra eficiencia.

Por tanto, todo es culpa nuestra, no echemos la culpa al medio o al mensajero y pongamos remedio.

Como escapar de la sobreabundancia de la información

Teniendo claro qué es la infoxicación y sus causas lo lógico es aprender a combatirla.

Y la solución es más o menos sencilla: Filtrar o curar los contenidos, datos e informaciones de forma automatizada y sistematizada.

Este es un tema del que hemos hablado en multitud de ocasiones en este blog.

Aquí puedes consultar como hacer frente a la infoxicación según tu situación:

Al igual que Internet ha evolucionado, lo han hecho también las herramientas para capturar filtrar la información.

La cuestión es ser consciente de todo lo que te estas perdiendo por no saber como filtrar la información. Y estas son básicamente:

  • Conocer las motivaciones de tus clientes
  • Saber como actúan o van a actuar tus competidores
  • Alimentar tu marketing de contenidos o tu innovación
  • Desarrollar la gestion del conocimiento interno y externo

Casi nada…¿no es cierto?

Así pues aplicando las herramientas correctas para cada tarea y centrándonos en las fuentes correctas, teniendo muy claro qué queremos saber, nos encontraremos con mucha menos cantidad de información y más interesante. Dejaremos de estar infoxicados.

Por último creo que es interesante que nos respondamos a estas preguntas: ¿me beneficia en algo estar infoxicado? ¿a quién le beneficia que yo esté infoxicado? La respuesta creo que es obvia…

Mi selección de artículos para ti

Opt In Image
¿Te ha gustado este artículo?
Apúntante a nuestro Curso GRATUITO para mejorar tus búsquedas en Internet

Descubrirás como utilizar Google de la mejor manera para obtener solo la información relevante. Con tu suscripción recibirás:

[unordered_list style="tick"]

  • Contenidos exclusivos sobre aplicaciones para gestinar la información
  • El libro modelos de vigilancia tecnológica
  • Los mejores entradas publicadas en el blog

[/unordered_list]

¡No te lo pierdas!, rellena los campos de aquí abajo.

Tu privacidad me importa - Nunca compartiré tus datos con nadie - 100% Spam Free

Comentarios

  1. dice

    A mi entender lo llamaría intoxicación documentaría ya que existen innumerables leyes, decretos etc,que difícilmente se escapen de ello ni los mas profesionales, no obstante hay personas que contra de su voluntad tienen que dedicar el tiempo a otros menesteres por no encontrar profesionales de confianza al respecto. Seguro que seria mucho mas rentable para todos que cada quien se dedique a su profesión con profesionalidad.

  2. dice

    Hola Mariano,
    tienes razón en lo que comentas, uno de los problemas de la infoxicación es que que las personas tienen que dedicar tiempo a algo que no deberían, provocando poca eficiencia y mucha frustración, y por supuesto poca rentabilidad.
    Gracias y saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *