Buscar y compartir información no es curación de contenidos

Buscar y compartir información no es curación de contenidos

no es curación de contenidos

Repito lo dicho en el título: buscar y compartir información no es curación de contenidos. De hecho, hemos convertido la acción de compartir información en una acción tan inconsciente y habitual que no aporta ningún valor.

LLevo cerca de 15 años trabajando con la información de Internet. Si algo ha cambiado en este tiempo son dos cosas:

  1. La facilidad con que cualquier persona puede acceder a un montón de información a través de diferentes recursos: buscadores, redes sociales, directorios especializados, agregadores de RSS, herramientas de curación de contendios etc…
  2. Y el gran volumen de datos e informaciones disponibles.

Esto, por supuesto, ha beneficiado e impulsado la necesidad por filtrar contenidos, pero para que la acción de buscar y compartir tenga valor y sea calificada de curación de contenidos debe ir acompañada de reflexión y análisis. De otra forma lo único que haremos es contribuir al ruido general y eso no es curación de contenidos.

Para dejarlo claro, ¿Qué no es curación de contenidos?

Para reflejarlo mejor os dejo este Tweet de Cristina Milos con el que me tope meses atrás:

Yo, personalmente encuentro las herramientas para curar contenidos de gran utilidad. Y de hecho las utilizo. Comparto con Milos que agregar información no es curación de contenidos y esta muy lejos de su esencia. Pero es innegable el efecto positivo que estas plataformas han tenido para que la curación de contenidos se haya visto impulsada, al facilitar la labor de compartir y agregar contenidos.

Otra cosa, y aquí hay que hacer énfasis sobre la palabra “fácil”  ya que con un simple click podemos agregar o compartir cualquier cosa en Internet, es como se hace uso de estas herramientas.

La curación de contenidos no es buscar la información, agregar la información y compartirla. De hecho, gracias a las plataformas de curación de contenidos esta es la parte del proceso que menos valor tiene ya que puede hacerlo cualquier persona.

No es curación de contendidos compartir la información que me encuentro en un momento en Internet.

Simplemente la curación de contenidos exige de un proceso de filtrado y análisis consciente sobre unas fuentes de información especificas para crear o agregar mayor conocimiento sobre un contexto o materia.

Entonces… ¿qué es curación de contenidos?

Curar contenidos supone poner la información en contexto. Esto requiere un gran esfuerzo por parte de cada persona y exige ser consciente de las repercusiones que para nosotros tiene esa información.

Cualquier persona que lee demasiado pero utiliza muy poco su cerebro, cae sin remedio en hábitos perezosos de pensamiento -Albert Einstein

El mero hecho de etiquetar un artículo o un determinado contenido no crea conocimiento. Y el mero hecho de repetir este proceso una y mil veces refleja que lo hemos convertido en un mal habito. El proceso de localizar fuentes de información, explotarlas a través de una serie de acciones y después compartirlas con nuestros amigos o compañeros en la organización son actividades estrechamente relacionadas a través de las cuales surge poco a poco el conocimiento.

Poner la información en contexto exige un gran esfuerzo. Un esfuerzo sistemático para localizar y aprovechar las perlas informativas que pueden hacer la diferencia para nosotros o nuestra organización.

Esto si es curar contenidos.

Recuerda:  el antiguo lema ” la información es poder” esta en desuso. El autentico valor de la información no esta en tenerla sino en saber utilizarla y aquí es donde entra a jugar la verdadera curación de contenidos.

Y tu que opinas ¿crees que buscar y compartir información no es curación de contenidos?

Mi selección de artículos para ti

Comentarios

  1. dice

    Estoy de acuerdo contigo Ramón. Yo siempre digo que la información es acéfala, no piensa por tí. Por esta razón para poder seleccionarla, procesarla, interpretarla y analizarla necesitamos una formación previa. Esto deriva en en último termino en que en la red hay mucho más ruido. A veces intentas llegar a la información aséptica, sin carga de opinión y sin estar manipulada previamente resulta complicado.

    Por otro lado tengo que decir que desde el ámbito académico se han tergiversado un poco las cosas. Los grados de biblioteconomía y documentación no están orientados al análisis sino a la gestión de la información, dos cosas que son completamente diferentes.

    • dice

      Hola Juan Pablo,

      Desde luego para mi el análisis de la información es la clave de todo y el proceso que más valor tiene para empresas y personas.

      Creo que has introducido un buen debate y tratare de darle vida en un nuevo post. Para mi es necesario que los documentalistas incorporen habilidades para el análisis de información. Hay buenas herramientas para ello y como he dicho es el punto mas relevante en la curación de contenidos.

      Saludos
      Ramón

  2. dice

    Hola Ramón. De nuevo me quito el sombrero. Suscribo al 100% lo que escribes. Yo la curación de contenidos la hago “a manija”. Sé que voy más despacio, que publico menos cantidad y que desde luego no tendré tanta repercusión, pero es muy gratificante hacerlo. Para mi curar contenidos es una forma de formación continua pero especialmente de diferenciación. Mi objetivo/ilusión es aportar valor entre tanto ruido. Automatizar algunos procesos con herramientas es bueno (y agradecido) pero el pensamiento lateral, relacionar conceptos, ideas y demás…, eso no hay herramienta ahora mismo que lo iguale.

    Un saludo.

    • dice

      ¡Gracias Mapi!

      Es verdad que curar contenidos es una herramienta muy útil también para la formación personal. Es lo que los anglosajones llaman PKM (personal Knowledge Management) y en esto filtrar y localizar buenos tutoriales sobre cualquier temática es muy productivo de cara la formación

      saludos.
      Ramón

  3. Nola dice

    La curación de contenidos se basa, ante todo, en un buen análisis y filtraje de la información. He llegado a conocer diversas fuentes y artículos relevantes con este proceso. Apuesto por él 100%.Los bibliotecarios y documentalistas tenemos aquí mucho que aportar. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *